martes, 6 de junio de 2017

Mi opinion Nº40 La mano que te da de comer

 
 
 
 
La mano que te da de comer analiza nuestras emociones y debilidades más íntimas, y lanza una cuestión inquietante: ¿conocemos realmente a las personas con quienes compartimos nuestra vida?
Morgan tiene tres pasiones: la victimología, sobre la que prepara una tesis doctoral, sus perros, Cloud, un adorable gran pirineo, Chester y George, dos pitbulls y Bennett, su prometido de origen canadiense que conoció en Internet y con quien vive una tórrida historia de amor. Un día, al volver a casa, encuentra el cuerpo de Bennett destrozado y a sus perros cubiertos de sangre. A pesar de que todo indica que los animales han matado a Bennett, Morgan se resiste a creerlo y, además, irá descubriendo cosas del pasado de su prometido que lo convierten en un personaje oscuro y peligroso que guardaba muchos secretos, y que nada tiene que ver con el hombre que ella creía conocer. Pero esto es solo el principio, y lo que Morgan ignora es que su vida está en peligro.
 
 
 
 
 
 
 
Me lo empecé a leer con ganas y para que engañarnos desde un principio empezó gustándome bastante por su planteamiento que me parecía original y diferente, pero a medida que van pasando los capítulos la historia se va haciendo algo cansina, lenta y previsible, no es que me haya defraudado del todo, pues hay momentos que consigue mantenerte enganchado, pero esos momentos son pocos y el final... en fin, un final demasiado rápido, te deja con... y ya esta?... eso es todo? En definitiva y desde mi punto de vista, se deja leer pero no esperéis gran cosa.
 
 
 
3 de 5 Regular